Adiós, Lulu, adiós.

A pesar de que la habían abandonado, Lulu era una perrita muy bien educada. Se notaba que venía de “buena familia”.

Ha compartido con nosotros estos últimos 5 años. Queremos recordarla en nuestro blog, haciendo memoria de sus célebres compañeros.

deathbattlefanon.wikia.com

Desde Rintintín, pasando por Milú, Snoopy, Colmillo blanco, Niebla o Lassie… muchos han sido los protagonistas de cuatro patas que han desfilado a través de la literatura y la filmografía de todas las épocas.

Alguno recordará, cuando leíamos de niños en el colegio, aquel archiconocido comienzo del Quijote  que dice así: [ En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor…]

Ya por aquel entonces, Miguel de Cervantes hacía referencia, aunque fuera de pasada al amigo cánido de Alonso Quijano. Nos lo imaginamos durmiendo a sus pies mientras leía aquellos interminables tratados de Caballería andante.

Pero han sido bastantes, los fieles compañeros de aventuras de algunos personajes muy conocidos por el público infantil, juvenil y… porqué no decirlo,  también de lectores adultos.

freebiesupply.com

¿Recordáis a Ideafix, el inteligente perrito que siempre acompaña a Obelix, el galo?

¿Qué sería de Tintín, si cerca de él no anduviera al acecho Milú para salvarle de todos los peligros?

¿Y qué me decís de Niebla, cuando de un bocado se zampa a Pichí, el pajarito de Heidi?… para luego descubrir que aquel San Bernardo grandullón, lo había resguardado entre sus fauces para que el pajarillo no se hiciera daño.

Recordando este episodio de Heidi, me ha venido a la memoria, una situación muy parecida a la que he relatado, cuya protagonista fue nuestra perrita Lulu.

Un amable vecino nos regaló un canario para nuestras hijas, aún pequeñas. Las niñas estaban encantadas con el pajarillo que, por otro lado, cantaba divinamente.

Su padre, o sea yo, decidió cambiarlo a una jaula más grande, con la idea de que llevara una vida más confortable. En el preciso momento en que iba a trasladarlo, aprovechó para escapar volando. No hubo manera de atraparlo. Cuando ya lo daba por perdido, ¿sabéis quién lo cazó? Habéis acertado: Fue Lulu la que lo tenía dentro de su boca.

Claro que, no ocurrió como en los dibujos animados, donde Niebla abre la mandíbula, y sale Pichí tan campante. A Lulu, digamos que hubo que obligarla un poco. Si no, a estas horas, no quedaría ni una pluma del canario.

Por cierto, el pobre animal pasó unos días algo perjudicado del susto; y no se atrevía ni a soltar un gorgorito.

Y es que nuestra Lulu, era pequeña, pero tenía un gran instinto cazador.

Como punto y final a este artículo, quería nombrar al que en Japón es un símbolo de la fidelidad que estos animales pueden llegar a tener hacia sus amos.

Se trata de Hachiko. Un perro que durante años siguió esperando a su dueño, el cual había fallecido, en el mismo lugar donde lo hacía a diario cuando vivía, hasta que finalmente, murió él mismo.

Se rodó una película japonesa sobre su historia, de la que más tarde, en 2009, hubo un remake titulado <<Siempre a tu lado, Hachiko. >>, protagonizado por Richard Gere.

Os dejo con el trailer de la película.

Saludos desde la buhardilla.



Anuncios

2 respuestas a “Adiós, Lulu, adiós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s