50… dan para mucho.

Así es, en cincuenta días de confinamiento da tiempo para hacer muchas cosas. Pero, no podemos olvidar que mientras se libra una batalla en la que hay sufrimiento, dolor y muerte, entremezclados con actitudes heroicas, de servicio entregado hasta el límite de tantas personas que luchan por nosotros a diario para acabar con la enfermedad.

Otros permanecemos en nuestras casas teletrabajando o continuamos yendo al trabajo en nuevas circunstancias, a la espera de que esto termine. Cada cual encuentra la manera de librar su propia batalla contra el desánimo y el confinamiento, que no es poco.

 Hay una frase sobre la creatividad que hoy adquiere un sentido especial:  “Si quiere trabajadores creativos, dales tiempo suficiente para jugar” – John Cleese (1939), actor.

Nada moldea mejor a una mente creativa que tener su propio espacio de tiempo para desarrollarse libremente, por tanto, si hay algo de positivo en este periodo que forzosamente estamos viviendo, es la oportunidad que grandes y pequeños disponemos para dejar volar la imaginación y despertar nuestro lado más creativo.

Durante este tiempo, la Buhardilla encendida no ha apagado su luz. Hemos seguido creando y compartiendo todo aquello que surge de nuestra imaginación como nuestro Diario de confinamiento que día a día ha publicado  a través de nuestro Instagram todas nuestras actividades. De forma simultánea hemos seguido publicando semanalmente nuestro audiolibro  de la novela Ker Goat- La casa de los bosques, hasta terminar la segunda parte del libro. Seguimos trabajando en la producción de nuevos capítulos que serán publicados con la inminente aparición de la obra en papel. 

En cuanto a nuestras lecturas, sobre las que más adelante haremos algún comentario, van desde los clásicos como La vuelta al mundo en ochenta días  (María) o El libro de la selva (Jesús) pasando por Matar a un ruiseñor (Coral) o Alicia en el país de las maravillas (relectura de Carmen).

Hoy os recomendamos una película basada en una novela autobiográfica llamada Papillon, que en francés significa mariposa. La novela, escrita en 1969 por Henri Charrière, es un canto a la persistencia por obtener la libertad,  de un preso condenado  a trabajos forzados en una isla de la Guayana francesa.  Esta obra alcanzó gran éxito, lo que dio lugar a la versión, en 1973 de la versión cinematográfica, protagonizada por un excelente Steve Mcqueen y una no menos genial interpretación de Dustin Hoffman. La película contiene algunas escenas bastante duras, pero merece la pena verla, sobre todo para valorar en estos días el verdadero significado de la Libertad.

Imagen: Wikipedia

Saludos desde la Buhardilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s